NOTICIAS

CENTRO SAN VALERO PRESENTA UN NUEVO PROYECTO: UNA RECUPERADORA DE PLÁSTICO DE IMPRESIÓN 3D

Image
18 Diciembre 2020

El departamento de Electricidad, Electrónica y Automatización de Centro San Valero ha presentado un proyecto que se enmarca dentro del concepto de Economía Circular. Se trata de una Recuperadora de plástico de impresión 3D (EXTRUPLAST). Esta iniciativa está vinculada con el ODS 4, concretamente con la Meta 4.3: asegurar una formación técnica, profesional y superior de calidad y con el ODS 12, concretamente con la Meta 12.5 reducir considerablemente la generación de desechos mediante actividades de prevención, reducción, reciclado y reutilización.

Actualmente, la impresión 3D ofrece un mundo de posibilidades de crear objetos como figuras decorativas, prótesis para personas discapacitadas, piezas de máquinas o incluso comida. A medida que se va avanzando en esta tecnología, las impresiones se convierten en más precisas e incluyen nuevos materiales como materia prima para las impresiones (madera o incluso metal). Esto conlleva que se puede utilizar en otros sectores. Por este motivo, la impresión 3D se puede ver como una alternativa para combatir la obsolescencia programada: si se rompe una máquina, se podría fabricar la pieza de repuesto necesaria para repararla, evitando desecharla.

El principal inconveniente de la impresión 3D es que se alimenta principalmente de plástico. Esto provoca un coste medioambiental por la alta generación de plástico y su dependencia de los combustibles fósiles en algunos filamentos de impresión 3D. Con el objetivo de evitar que las impresoras 3D se conviertan en una fuente más de residuos no reciclables que contaminan el planeta, este proyecto presenta la creación de un sistema de procesamiento de residuos plásticos de impresora, tanto de los derivados del petróleo como de otras procedencias, siendo capaz de recuperar los residuos que genera la impresión 3D.

Un equipo de investigación, liderado por Joshua Pearce de la Universidad tecnológica de Michigan, en Estados Unidos, demostró que produciendo unos filamentos propios de plástico para impresoras 3D a partir de residuos de plástico se emplea menos energía que el reciclaje convencional. Con esta información, se puede concluir que reciclar nuestros propios residuos plásticos ofrece diversas ventajas: ahorrar dinero, evitando comprar únicamente filamentos nuevos para nuestras impresoras 3D; así cómo, contribuir en la conservación del medio ambiente.

El proyecto está dividido en la creación de dos máquinas complementarias. La primera consiste una máquina capaz de triturar los residuos plásticos a reciclar sirviendo como materia prima para la segunda; la cual se trata de una extrusora de plástico capaz de procesar el plástico triturado de modo que nos deje como producto final, filamentos plásticos para impresoras 3D.

El proyecto será llevado a cabo por alumnos de segundo de mecatrónica de San Valero, quienes se encargarán de diseñar, construir y documentar dicho proyecto de inicio a fin; para ello, el trabajo se realizará en las instalaciones del centro con la supervisión de los profesores a cargo, el tutor, Luis Monzón Sesma y el responsable de departamento, Juan Francisco Martínez Blas.

Plásticos Noticia Gráfico

 

Ejemplo Máquina